Una Pandemia de Hambre

Una Pandemia de Hambre

¿CÓMO ESTÁ ENFRENTANDO LA CRISIS EL BANCO ARQUIDIOCESANO?

Colombia vive un momento irregular en medio del COVID-19, un virus que se expande por todos los rincones del país cada día más y con él llega la incertidumbre y el pánico, haciendo que la humanidad sin lugar a dudas cambie sus hábitos y estilo de vida.

El Banco Arquidiocesano de Alimentos de Medellín, tiene como misión mitigar el hambre y ayudar a todas las personas en situación de vulnerabilidad, es por ello que hoy agradece la misericordia y generosidad de todas las personas, benefactores, aliados y empresas que día a día se vinculan a nuestra obra social, y que con su ayuda aportan un granito de arena en este tiempo de pandemia, donde hemos podido contar con alimentos para llevar a todas aquellas personas que más lo necesitan.

En unión con la Gobernación de Antioquia y la Alcaldía de Medellín, se ha logrado entregar alimentos a la población, son alrededor de 72 mil familias, que se han visto beneficiadas con esta ayuda, la cual puede reducir un impacto mayor por culpa de la pandemia.

Hoy podemos decir que hemos traspasado fronteras, con iniciativas solidarias que se han hecho en el transcurso de estos días, hicimos llegar alimentos a los municipios de Antioquia y el resto de Colombia, como la Diócesis de Ipiales, donde se entregaron alimentos para hacer frente en este sector a una pandemia que siempre ha estado y viene en aumento: el hambre. Gracias a las donaciones de alimentos, se puede dar solución a este problema.

También hacemos parte de la solución con la atención que se hace por medio de parroquias e instituciones, aliados que nos han permitido llegar a muchas personas en situación de vulnerabilidad, porque son los Sacerdotes quienes mejor conocen las necesidades de su comunidad.

Combatimos el hambre, es por ello que, con la entrega de leche, estamos contribuyendo a que nuestra población reciba fósforo, hierro y magnesio, que le ayudarán a fortalecer el sistema óseo. Todo gracias a las empresas de leche que se suman a la causa de llegar a las personas más necesitadas.

El hambre NO apareció por la pandemia, siempre ha existido y es una realidad que durante mucho tiempo ha afectado a muchas personas, pero que la FUBAM ha estado siempre ahí luchando por erradicarla. Gracias a todos los que se vinculan a nuestra obra social para entregar ayudas a quienes más lo necesitan.