La desnutrición infantil

La desnutrición infantil

La desnutrición infantil no da tregua: unámonos por el presente de los niños

En Colombia se ha vuelto frecuente escuchar noticias dolorosas relacionadas con la desnutrición infantil, una realidad que refleja la importancia de actuar inmediatamente para evitar que más niños y niñas vivan esta lamentable situación que, no solo tiene consecuencias en su presente, sino que también puede determinar el resto de su vida.

La desnutrición es un problema que afecta a 200 millones de niños en todo el mundo, de acuerdo con el estudio ¿Cómo está la desnutrición infantil en Colombia?, autoría de los doctores Erwin HernándezMónica Vargas, para la Universidad de la Sabana.

Hasta octubre de 2023, 230 niños habían fallecido por desnutrición, según cifras del Instituto Nacional de Salud.  Esta triste realidad se agrava al saber que, el aumento de la pobreza extrema asciende a 6,9 millones de personas con los datos de la última Encuesta Nacional de Situación Nutricional de Colombia, donde 560.000 niños menores de 5 años sufren de desnutrición crónica en el país y 15.600 padecen desnutrición aguda severa. La Asociación de Bancos de Alimentos de Colombia, ABACO, en su Observatorio de Nutrición infantil, indica que 2023 se presentó como un año preocupante, en el que la desnutrición infantil alcanzó las cifras más altas de la última década.

La desnutrición se da, entre otros factores, por la falta de una alimentación balanceada, no tener acceso al agua potable, imposibilidad de acceder al saneamiento básico y a los servicios de salud y falta de conocimiento de los padres y cuidadores. En Colombia, los departamentos con mayores índices de inseguridad alimentaria son: La Guajira, con el 59,7 %, Sucre (47,9 %), Atlántico (46,1 %), Magdalena (45,3 %) y Chocó (43,2 %) de sus habitantes.

Si bien la desnutrición se puede presentar a lo largo de la vida, durante los primeros 1.000 días es mucho más grave porque puede tener consecuencias en el crecimiento de los niños y niñas, su desarrollo cognitivo y sus expectativas económicas de futuro: No solo afecta la estatura y el peso corporal, también el desarrollo de habilidades básicas e incluso en el coeficiente intelectual de los menores. De acuerdo con ABACO, “está demostrado que estos niños tendrán 14 % menos de coeficiente intelectual y 54 % menos de ingresos en la vida adulta porque serán personas menos inteligentes a causa de los problemas alimentarios”.

Esta realidad nos compromete como sociedad y nos invita, desde nuestras posibilidades, a ser parte del cambio y a apoyar el propósito de los bancos de alimentos del país. Si quieres escribir una nueva historia, puedes contactarnos en www.bancodealimentos.co, al correo  comercial@bancodealimentos.co o llamando al 6044483888.

¡Dios los bendiga!

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola, comunícate a nuestro whatsapp para atenderte mejor.
Dona aquí