Uno (1) de cada cuatro (4) niños en el mundo vive en situación de pobreza alimentaria infantil grave.

Uno (1) de cada cuatro (4) niños en el mundo vive en situación de pobreza alimentaria infantil grave.

440 millones de niños y niñas, menores de 5 años viven en situación de pobreza alimentaria infantil. Esta situación que no solo condiciona su presente, sino también su calidad de vida en el futuro, sigue demostrando la necesidad de tomar medidas urgentes, a fin de proteger los derechos de los niños y niñas.

La pobreza alimentaria infantil en el mundo, sigue demostrando la crítica situación que vivimos como sociedad. De acuerdo con Unicef, esta realidad se define como la incapacidad de los niños y las niñas para obtener y consumir una alimentación nutritiva y variada en la primera infancia. A fin de alcanzar la diversidad alimentaria mínima para un crecimiento y desarrollo sanos, los niños y niñas deben consumir alimentos de al menos cinco de los ocho grupos de alimentos incluidos.

En el Informe sobre nutrición infantil para el año 2024, Unicef indica que en el mundo, uno de cada cuatro niños y niñas, esdecir, el 27%, vive en situación de pobreza alimentaria infantil grave en sus primeros años de vida, lo que supone 181 millones de niños y niñas menores de cinco años. Para poner en contexto, basta imaginarse que de cuatro integrantes de su familia, uno de ellos, hoy no tiene una alimentación suficiente, capaz de garantizar su crecimiento físico, intelectual y emocional.

En América Latina, la situación requiere de esfuerzos inmediatos y perdurables en el largo plazo. 18 millones de niños y niñas menores de 5 años viven en situación de pobreza alimentaria, de los cuales 5 millones padecen pobreza alimentaria grave.

Colombia es uno de los países donde las disparidades entre los hogares más pobres y más ricos se ampliaron en al menos 5 puntos porcentuales igual que en Afganistán, Guinea-Bissau, Madagascar y Mauritania. Nuestro país se encuentra en el listado de naciones que tienen un porcentaje bajo de pobreza alimentaria severa con un 7%.

Los niños y niñas que viven en situación de pobreza alimentaria infantil tienen un déficit de alimentación basada en nutrientes esenciales, al tiempo que suelen consumir alimentos que no saludables que no satisfacen sus necesidades nutricionales. Entre las principales razones de esta situación se encuentra el bajo porcentaje de ingresos en sus hogares, la falta de información, el limitado acceso al agua potable, entre otras situaciones.

Como sociedad estamos llamados a proteger la vida de nuestros niños y niñas, por eso los invitamos a ponerse la mano en el corazón y a acutar en nombre de la empatía y la misericordia, para ayudarlos. La Fundación Banco Arquidiocesano de Alimentos de Medellín, se pone a disposición de quienes quieran transformar vidas.

Para mayor información sobre donaciones, pueden hacerlo acá, en nuestro sitio web bancodealimentos.co, o llamando al 604 448 38 38.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola, comunícate a nuestro whatsapp para atenderte mejor.
Dona aquí